jueves, 9 de julio de 2009

Sergio y los Gormitis







Había una vez un Gormiti que se coló en un cuadro. Sergio lo tenía en su habitación, era un Gormiti rojo, pero el quería cambiarlo por el hijo del Gormiti azul. Abrió el cuadro y sustituyo al Gormiti. Este es el resultado.









1 comentario:

Ana dijo...

Que original te ha quedado la de Sergio, super chula!!